amitoweb.com, Martes 14 de Agosto de 2007, Edición N 2479

zurück/back

Seccion: espectáculos

Dean Reed, el "Elvis rojo", tiene film y otro en marcha

Fue el cantante de EE.UU. favorito en la URSS. Actuó con Palito Ortega y apoyó a Castro y Allende

Berlín (EFE y Especial) - Mientras casi todo el mundo recuerda a Elvis Presley a los 30 años de su muerte, en Alemania se recupera la figura de Dean Reed, el "Elvis Rojo", aquel insólito cantante norteamericano que eligió vivir bajo el régimen comunista, que fue amigo de Yaser Arafat, Palito Ortega y Salvador Allende y que un día apareció muerto en un lago de Berlín. Y no sólo en Alemania: en los EE.UU., Tom Hanks compró los derechos para filmar otra película sobre su vida, y al mismo tiempo se reeditó "Camarada Rockstar", la biografía escrita por la periodista Reggie Nadelson.

Pero, si el film dramatiazado de Hanks es un proyecto, en Alemania acaba de estrenarse "Der Rote Elvis" - "El Elvis Rojo" -, un documental de Leopold Grün en el que testigos como la diputada chilena Isabel Allende, el actor Armin Mueller-Stahl y algunas de las esposas y amantes de este personaje singular recrean su vida. Cowboy al servicio del cine de propaganda germano-oriental, colaborador en la campaña electoral de Salvador Allende o apasionado miliciano en el Líbano, Reed se ganó el apodo del Presley "rojo" por la voz y el estilo de sus inicios como cantante, en los que no pasó de ser uno de tantos imitadores del de Memphis.

"Es un personaje ambivalente. Fue aclamado en toda la órbita comunista, porque representaba al americano que quemaba banderas de EE.UU., y era un perfecto desconocido en el mundo del que procedía", dijo Grün, originario de Dresde. Nacido en Colorado, en 1938, Reed cambió de muy joven una eventual carrera en Hollywood por el comunismo. "Primero probó suerte en su país. No la tuvo. Luego fue a Chile, entró en contacto con la gente de Allende, trabajó en su campaña y tras su asesinato ya no hubo vuelta atrás para él: se convirtió en activista en múltiples frentes", señala Grün. "Tenía una extrema facilidad para los idomas. En Chile aprendió español, luego vivió en la Argentina, de ahí fue a la Unión Soviética y luego a la República Democrática Alemana, que lo incluyó entre sus 'artistas protegidos'".

Isabel Allende recuerda en el film a este atípico estadounidense que apoyó a su padre y que despertó en ella la pasión adolescente ante el héroe romántico que, además, era compañero de lucha. En el film aparece también un grupo de ex mineros chilenos que evocan su apasionado 'Venceremos', en 1983, con Pinochet ya en el poder, mientras que su compatriota y locutor Chucho Fernández lo retrata como una mala imitación de Presley.

Mueller-Stahl, actor crecido en el este de Alemania y hoy uno de los grandes nombres del cine germano, insinúa que su pasión comunista le vino de su falta de resonancia entre el público occidental. Recuerda, asimismo, cómo se negó a estampar su firma en una carta abierta al régimen del Berlín este, en contra de la expulsión del cantautor crítico y disidente Wolf Biermann.

Grün combina en su film estos testimonios con imágenes de Reed besando a Arafat, enarbolando un arma y una guitarra en el Líbano y rodando en la Plaza Roja de Moscú, así como con escenas de algunas de sus peores películas al servicio de la RDA. Egon Krenz, sucesor de Erich Honecker en los últimos tiempos de la RDA, no duda en admitir como malos estos films que él mismo impulsó para el aparato comunista.

Con la caída de la popularidad de Reed como actor y cantante, en la propia RDA empezó también su declive personal. Fue fiel al comunismo pero no a las mujeres que lo amaron, como recuerdan su primera esposa, Wiebke Reed, o Maren Zeidler, una especie de amigaamante durante años.

Deprimido por su crepúsculo como artistay también por sus altibajos sentimentales, Reed se sumergió en un lago de las afueras de Berlín el 17 de junio de 1986, con 48 años. Ahí lo encontraron muerto. Según su última esposa, Renate, por entonces sufría de algo que años atrás no hubiese creído posible: añoranza de su tierra natal, los EE.UU.

La marca más típica de su estilo fue la mezcla entre la canción pegadiza al estilo "El club del Clan", aunque con letras ideologizadas (su éxito más bizarro fue "Somos los revolucionarios"). Entre sus estrofas cantaba: "San Martín ya nos mostró cuál rumbo hay que seguir/ También tú debes luchar, tu destino construir". Y luego pedía un "Everybody now!".

Llegó a Buenos Aires en 1964 junto con Patricia, su primera esposa, con quien tuvo una hija llamada Ramona. No mucho después se sumó a Violeta Rivas y Néstor Fabián en "Todo es amor", por televisión. En Buenos Aires filmó dos películas: "Mi primera novia" (1966), donde disputaba con Palito Ortega el amor de Evangelina Salazar, y "Ritmo nuevo, vieja ola", con Mercedes Carreras (1964). Sacó, viviendo en la Argentina, diez discos simples y tres LPs.

amitoweb.com

We would formally like to point out that the articles, reports and contributions are presented independently of their truth content. They do not reflect the opinions of the Dean Reed Website team (see detailed declaration).

Wir weisen ausdrücklich darauf hin, dass wir alle Artikel unabhängig von ihrem Wahrheitsgehalt präsentieren. Sie spiegeln nicht in jedem Fall die Meinung des Dean-Reed-Websiteteams wider (siehe auch die einleitende Erklärung).

Recalcamos expresamente que presentamos los artículos independientemente de su veracidad. No en todos los casos reflejan la opinión del equipo de esta página WEB (léanse las líneas aclaratorias principales).

zurück/back

www.DeanReed.de
Fehler, Hinweise etc. bitte an Webmaster@DeanReed.de
Letzte Änderung: 2008-09-13